La calidez y elegancia del estilo nórdico en decoración

El estilo nórdico en decoración nos aporta elegancia, funcionalidad, comodidad y calidez.Vamos a conocer las bases de este estilo de decoración.

Cuando pensamos en una decoración de estilo nórdico, seguro que nos vienen a la mente las palabras confort y calidez.
¿Quieres saber un poco más de un poco más sobre este estilo?
Originario de Noruega, Suecia, Dinamarca, Islandia y Finlandia, el estilo nórdico, también conocido como estilo escandinavo, es una de las ramas de diseño de interiores de más popularidad y más atemporal.

Orígenes del estilo nórdico: armonía con la naturaleza.

Los orígenes de esta forma de diseño interior, minimalista y funcional, se remontan a la época de los vikingos. En dichos países el frío extremo no impide que sus habitantes tengan que salir tanto a trabajar como a disfrutar de la naturaleza, y al llegar a casa lo que más necesitan es un ambiente cálido y acogedor. Sin embargo, la unión con la naturaleza está tan presente, que eso también se refleja en el diseño y decoración de sus hogares. Tanto en el exterior como en el interior, se mantiene un equilibrio realmente impactante con todo lo que les rodea, por eso no se trata de añadir elementos, sino de incorporar cada elemento en total unión al ambiente.

¿Cómo conseguir un estilo nórdico en tu hogar?

La clave de este estilo minimalista y contemporáneo, es proporcionar a cada estancia un ambiente cálido y funcional, manteniendo un espacio amplio y armónico, sin elementos excesivos.
Enfatiza las líneas limpias, la utilidad y los muebles sencillos que son funcionales, hermosos y acogedores.
Predomina el uso de elementos naturales: maderas claras y tejidos como el lino, la lana o el algodón. No tengas miedo a utilizar maderas recicladas, restaurar muebles antiguos, incluso hacer objetos con troncos de madera estilo rústico. La mezcla de elementos naturales proporciona una fantástica sensación de confort, pero hay algo más: los colores.

Los colores en el estilo nórdico

Los colores en la decoración nórdica

Los colores deben ser cálidos y armónicos. Se trata de lograr la máxima sensación de espacio y de luz en cada estancia, y es que las horas de luz en los países nórdicos son escasas, por eso es importante mantener la luminosidad en el hogar. Pero no vamos a renunciar al color, unos toques de color siempre y cuando no sea brillante ni abrumador, se aprecia durante los largos inviernos escandinavos, por lo que incorpóralos en elementos decorativos tipo alfombras, mantas, cojines… pero las gamas predominantes deben ser los blancos, los beiges y los grises.

Fácil de combinar con otros estilos de decoración

Si te gusta este estilo, pero no quieres perder el tuyo propio, puedes incorporar algún mueble auxiliar, una silla, un sofá, una cómoda o una consola de estilo nórdico, proporcionará a la decoración de una estancia, ligereza y calidez
Las velas son otro del sello distintivo del estilo nórdico y, a menudo, vienen en simples candelabros de latón o pequeños cuencos.
También puedes elegir detalles que incluyan algún tipo de inspiración natural: piñas, patrones de hojas, racimos de flores silvestres…

lampara estilo nordico

¿Te gustaría sentir la paz que proporciona el estilo nórdico escandinavo en tu hogar?

En Decorshopping tenemos muebles de este estilo nórdico que seguro te gustarán

Comparte con nosotros tu propio estilo.

Relacionados por Etiquetas

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña